Consejos para Sobrevivir a las Comidas Navideñas (I)

Consejos dietéticos para la cenas y comidas de Navidad

No hay mejor época que la Navidad para inaugurar nuestro blog. Un momento en el que en muchos casos, o bien estamos terminando un año en el que hemos estado cuidando nuestro cuerpo, o bien estamos a punto de empezar el 2019 con el propósito de empezar a hacerlo. En cualquier caso, las próximas semanas será más fácil si seguís estos pequeños consejos. Toma nota que aún puedes aplicarlos el día de Reyes.

Las Bebidas

Finales de diciembre y primeros de enero suele ser un periodo en que no siempre ingerimos los mejores líquidos para nuestro organismo y, además, no lo hacemos en las mejores cantidades. Os recomendamos:

  • Antes de las grandes comidas o cenas: bebe al menos un vaso de agua 30 minutos antes de empezar. De esta manera, conseguiremos reducir la ansiedad inicial por la comida y nos hidratará. Así, los órganos internos funcionarán mejor tras las extenuantes jornadas de estos días.
  • Durante los eventos: Debes recordar que el agua es nuestro mejor amigo y que tienes que intentar evitar las bebidas azucaradas. Si vas a acompañar la comida con alcohol, empieza con bebidas hidratantes. ¿Eres de vino? Alterna una copa de agua y una de vino. Con esto evitamos que palies la sed con vino, lo cual no es nada recomendable.

  • Después del evento: tras la comida vienen las copas. Lo perfecto, sería elegir bebidas refrescantes e hidratantes para calmar la sed producida por los alimentos y las charlas. Si no podemos evitar tomar una copa (o varias), te recomendamos que evites los combinados para evitar sumar alcohol y azúcares.

  • Antes de irnos a dormir: vuelve a beber un gran vaso de agua. Te ayudará a eliminar los tóxicos ingeridos.

Corcho de cava, bebidas típica en Navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *